Dejar un comentario

Bibliotecas facilitan acceso a información equitativa y significativa

Miembros de la Asociación Nicaragüense de Bibliotecarios y Profesionales Afines (Anibipa) reflexionaron sobre el estado actual de la gestión para el acceso público a la información, como un derecho humano que contribuye a una mejor toma de decisiones y a la generación de nuevas oportunidades a nivel personal y comunitario.

 La actividad realizada esta mañana en el auditorio Germán Pomares de la Universidad Nacional Agraria (UNA) está fundamentada en la Declaración de Ministros de Cultura de América Latina y el Caribe, realizada durante un foro en Buenos Aires, Argentina, en el que participó Nicaragua a través de la representación del trabajador de la UNA, Gustavo Cruz, en su calidad de presidente de Anibipa y del ingeniero Luis Morales, director del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), ente que administra el Archivo Nacional y la Biblioteca Nacional de Nicaragua.
 
En la declaratoria replicada este jueves en la UNA, se destacan entre los 6 puntos; el reconocimiento de las bibliotecas como motores de cambio para contribuir al desarrollo de la sociedad.
 
“Desde la universidad estamos comprometidos con la mejora continua en avanzar para que cada día se brinden mejores servicios y facilidades de acceso a la información. Estamos en disposición de compartir nuestras experiencias y de retomar buenas prácticas para garantizar que nuestras bibliotecas cumplan con su misión de ser facilitadoras de la información y puedan contribuir con el alcance de los retos de un desarrollo justo y sostenible para todos”, afirmó la máster Ivette Sánchez Mendioroz, vicerrectora general de la UNA.
 
Luis Morales, director del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) aseguró que el Gobierno de Nicaragua está comprometido con el fortalecimiento de capacidades de los bibliotecarios, documentalistas y archivistas.
 
“Se piensa que, con lo digital, el libro va a desaparecer y no es cierto. El libro siempre va a existir y la persona, el bibliotecario, el que trabaja con los documentos, el que realiza el trabajo documental, el que alimenta las redes desde diferentes idiomas y plataformas siempre va a existir. De manera que es una profesión del futuro y tiene retos importantes”, destacó Morales.
 
Por lo que adelantó que han encontrado puntos de coincidencia entre el trabajo que realiza Anibipa, una asociación integrada por 1,500 bibliotecas universitarias, de instituciones y entidades privadas y el INC, que tiene la misión de fortalecer con capacidades a los profesionales de la documentación en sus diferentes soportes.
Compartir

Deja un comentario